logo

CRUMA
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
Resumen Noticias La competitividad en nuestras empresas - Julio 2.013
La competitividad en nuestras empresas - Julio 2.013
There are no translations available.

Xavier Marín - Socio- Director CRUMA

Se habla de la falta de competitividad de las empresas españolas...... En las actual y demoledora crisis, tanto los políticos como organizaciones de toda clase se han centrado en la adecuación de plantillas y la reducción salarial (algunos hablan de adecuación salarial a las circunstancias del mercado), de algunas empresas públicas y privadas.

En este punto vale decir que el "ejército activo " de la sociedad no ha estado afectado (tras los cinco - seis años de crisis) de manera equitativa, ni vertical ni transversalmente y por tanto estamos en condiciones de decir que el tratamiento, desde las altas esferas del país, es desigual en el cómo y a quién pasan la "factura de nuestra crisis".

Es cierto que en nuestra economía, hay sectores menos competitivos que otros, que hay actividades empresariales con etapas de madurez evidentes y que los efectos de la globalización en su grado más agresivo, afectan de manera negativa al nivel de competitividad de nuestras empresas. Efectuadas estas reflexiones, conviene puntualizar que, la competitividad no es sólo cuestión de salarios, ya que si así fuera, en los países con costes salariales más elevados, prácticamente no existirían industrias, en contraposición a países como China, India, Brasil, en donde se aprecian políticas laborales más laxas y salarios más bajos. La competitividad por tanto está relacionada con los costes laborales, pero no solamente: la innovación, la capacidad tecnológica, la inversión, la organización, son elementos como mínimo tan importantes como los salarios.

Por tanto, invertir en la introducción de mejoras y racionalización de los sistemas productivos, crear y optimizar métodos de trabajo (productivos, administrativos, comerciales, etc) analizar y seleccionar los procesos creadores de valor, flexibilizar (hay tantas cosas a flexibilizar en nuestras empresas ¡¡), automatizar, y desburocratizar, es con toda seguridad imprescindible para mejorar la competitividad. Hoy en muchas empresas, se ha "intervenido" desgraciadamente en el ámbito social y laboral: se han reducido plantillas y se han reducido salarios (que no es igual a modificar la estructura de los mismos). Todo lo demás (procesos, sistemas, etc.) sigue igual.

Por tanto estamos abogando por cambios. Los cambios nada agradables que por cierto, ya se han instaurado en el mundo exterior de las empresas y que ahora les queda a éstas, de manera inexcusable adaptarse plenamente a los mismos para "ser competitivas" y seguir en su andadura. ¿A quién le corresponde introducir los cambios y adaptarse a las nuevas circunstancias? A TODOS. Sí, a todos: accionistas, consejeros, directivos y trabajadores. Unos, liderando y facilitando los procesos de adaptación y cambio. Otros, ejecutando estos procesos y colaborando con buenas prácticas y compromiso los cambios a introducir.

No se trata de convencer a nadie: en nuestro país hay talento (dentro de nuestras empresas y más del que debiera, fuera de las mismas). A quién corresponda en las organizaciones y a cualquier nivel operativo, deberá apostar por este talento o, por lo que conocemos como "mano de obra". Los resultados y el devenir de la empresa serán simplemente bien distintos y su final, también......

 

empleo

empleo


newsletter

To receive bi-weekly papers and articles grouped into different themes, select those that interest you and subscribe:

Estudios sectoriales
Informes evolución económica
Noticias legales
Management (RRHH, Marketing, Finanzas, Calidad...)